1. Afecta las finanzas de la empresa

En primer lugar, ofrecer salarios muy altos rompe el presupuesto establecido: esto podría traducirse en problemas financieros o en recortes para otros rubros.

2. Va en contra de las políticas de equidad

Modificar la estructura del tabulador salarial es una medida a corto plazo que desequilibra la nómina y puede introducir desigualdades entre los empleados.

3. Frena los procesos de capacitación

Si en lugar de apostar por la preparación de los empleados que ya están contratados se toma la decisión de contratar a un trabajador nuevo pagándole un salario muy alto, se frenará el desarrollo del personal y de la empresa.

4. Afecta el ambiente de trabajo y la productividad

Los empleados podrían no sentirse reconocidos por su trabajo y, por consecuencia, su actitud de cooperación y compromiso con la empresa tiende a desgastarse.

5. Promueve involuntariamente la rotación

Los empleados que solo buscan las mejores ofertas salariales saltan de empleo a empleo: esta conducta puede generar insatisfacción entre sus colaboradores o causar alguna renuncia.

Fuente: Expansion.mx

Conoce más de Kivac Travel Suite, un gran diferencial para la atracción y retención de talento.

Déjanos un comentario

Pin It on Pinterest